Conoce MiM: Mari Carmen Estévez

Queremos que conozcáis un poco más a fondo todo lo que hay detrás de MiM Psicología. Por eso, cada semana os presentaremos un pedacito de nosotros. Hoy es el turno de Mari Carmen Estévez, directora y cofundadora de MiM Psicología. Mari Carmen tiene 29 años, es de Barcelona, Licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona,  Máster en Atención Temprana por la Universidad Complutense de Madrid y Postgrado en Dificultades del Aprendizaje por ITEAP. Además, es monitora de Masaje Infantil por la AEMI. Si quieres conocer más a Mari Carmen, sigue leyendo la entrevista… Mari Carmen, ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar con niños y sus familias?

  • Encontrar las fortalezas de cada niño y desarrollar al máximo su potencial, en equipo con la familia, es lo que más me gratifica como profesional y persona. Creer que SIEMPRE hay esperanza para el cambio es la motivación más grande que tengo como psicóloga infantil.Cada familia nueva supone un reto nuevo y diferente que hace que cada día en MiM sea único y apasionante. Sin olvidar que poder volver a pensar, ver y sentir la vida como un niño hace que las sesiones sean momentos únicos de diversión asegurada.

Eres una gran defensora de incluir las nuevas tecnologías (TIC) en las sesiones con  niñas y niños ¿En qué crees que favorece el uso de la tecnología (tablets y pantalla digital) en la terapia?

  • El uso generalizado de las nuevas tecnologías ha propiciado nuevas maneras de aprender. Tanto las tablets como la pizarra digital reúnen una gran cantidad de beneficios que promueven el aprendizaje de los niños debido a la alta motivación que despierta en ellos. A nosotras nos permite conseguir de manera lúdica los objetivos educativos y ellos interactúan con las tablets mientras juegan.En MiM incorporamos la tecnología a nuestras sesiones diariamente y de manera estudiada porque nos permiten fomentar cualquier tipo de habilidad con apps específicas respetando, el ritmo de aprendizaje de cada niño, de una manera amena. Son herramientas además que se usa la mayoría de personas en su día a día y que aportan una mayor autonomía y un aumento de la autoestima a las personas con diversidad funcional.

¿Cómo has llegado hasta aquí? ¿Qué dirías que aportas a MiM Psicología?

  • El trabajo con niños es una vocación que me viene desde siempre. Una oferta en el tablón de la universidad me dio la oportunidad de introducirme en el mundo laboral trabajando a domicilio con un niño con el Trastorno del Espectro del Autismo. Fue el comienzo de mi andadura como profesional, colaborando en el centro IDAPP de Barcelona con diferentes casos también a domicilio.Tras un año en Madrid estudiando volví a Barcelona con un nuevo proyecto entre las manos. La coordinación de familias y profesionales en APEC Barcelona y el trabajo a domicilio con niños durante 4 años me ha aportado mucha experiencia y me ha permitido aprender de las necesidades de las familias y pacientes en entornos naturales.Allí conocí a Marta Gascón con la que comparto la manera de entender y ejercer la Psicología. Necesitábamos un espacio donde poder transmitir de manera muy clara nuestros valores, y un espacio físico donde poder dar rienda suelta a nuestra creatividad a través de talleres, sesiones grupales y sesiones de juego. ¡A día de hoy MiM es un sueño hecho realidad!

Hablemos de cómo es Mari Carmen fuera de MiM. Cuéntame cómo es tu domingo perfecto…

  • Un domingo ideal para mi es aquel en el que existe una combinación de naturaleza, playa o montaña, deporte,  cine o teatro  y gastronomía. Me gusta disfrutar de los pequeños placeres de la vida, sin estar supeditado a las exigencias del reloj, dedicando el tiempo a mis amigos o familia, del cual a veces no dispongo entre semana.El domingo es un buen día para poder practicar mis hobbies: patinar, el senderismo, ir en bici, jugar a pádel, disfrutar de una buena paella o leer un buen libro después de comer. Y si es un domingo de invierno me encanta hacer maratones de series o películas, leer o jugar con mis sobrinos, por los que siento devoción.

Para terminar, cuéntanos, “No podrías vivir sin….”

  • ¡No podría vivir sin viajar hacer deporte! Necesito incorporar a mis días actividad física para sentirme en forma, y además es una buena manera de canalizar estrés e irse a la cama con una buena subida de endorfinas, la “hormona de la felicidad”.Además, intento escaparme a conocer nuevos lugares cada vez que puedo con mi mochila, disfrutando de nuevas experiencias que me recuerdan que hace falta poco para ser feliz y que existen tantos puntos de vista como persona que miran una misma situación.

¡Muchas gracias Mari Carmen!