En el post de hoy responderemos al consultorio realizado en nuestro Facebook sobre los miedos en la infancia, recogiendo vuestras dudas y presentándoos los miedos más frecuentes en los niños.  Los miedos en la infancia Los miedos en la infancia son bastante frecuentes y como todas las emociones ayudan al niño a adaptarse al entorno. Si hablamos del miedo en concreto, éste ayuda al niño a enfrentarse a situaciones estresantes y difíciles a lo largo de su vida. Existen una serie de miedos asociados a la infancia, llamados miedos evolutivos y que se presentan en la mayoría de los niños en algún momento de su vida. Serían estos:
  • En el primer año de vida: Miedo a estímulos intensos como los sonidos fuertes.
  • Hasta los 6 años: Miedo a animales, tormentas, oscuridad, seres fantásticos y separación entre el niño y los padres.
  • A los 6 años: Miedo al ridículo, al daño físico, al fracaso escolar y a las disputa entre padres.
  • A partir de los 12 años:miedos que tienen que ver con las relaciones sociales, con los otros.
Enfrentarse a estas situaciones es una nueva oportunidad de aprendizaje en la que los pequeños desarrollan nuevas respuestas para adaptarse a las situaciones que le provocan miedo. Cuando los miedos se vuelven desproporcionados, se prolongan en el tiempo y/o causan malestar en el niño hasta el punto que puede interferir en sus actividades diarias hay que buscar ayuda de profesionales. A continuación vamos a responder a las preguntas realizadas por vosotros en nuestro consultorio quincenal de Facebook: ¿Es normal que un niño de 10 años desarrolle un miedo que no había tenido antes? Existen miedos evolutivos que aparecen de repente y desaparecen a medida que el niño va madurando. Pero también existe la posibilidad de que se hayan adquirido miedos a partir de alguna experiencia previa en situaciones en las que ha estado solo o bien miedos infundidos a través de cuentos, películas, situaciones que les hayan explicado los compañeros… En la bibliografía, hay miedos asociados a diferentes edades, pero nosotras creemos firmemente que de la misma forma que cada niño es único, sus miedos, la aparición de estos, la interpretación de las diferentes situaciones y la gestión emocional es propia, y los miedos pueden aparecer en cualquier momento. Tened en cuenta… Como padres es importante ser conscientes de vuestra actitud frente a los miedos de vuestros hijos, para conseguir que disminuya este temor hablando sobre él,  de manera empática, descubriendo la causa, tranquilizándole y sobretodo demostrando con la propia actitud que no pasa nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *